El cambio climático y el agotamiento de los recursos implican que el uso de energía eficiente sea un tema de conciencia social. En vista del ahorro del 40% del consumo energético, los edificios representan un fuerte potencial como centro de atención. KNX reúne los requisitos necesarios para el Rendimiento Máximo de la Energía para el control de casas y edificios, lo que significa que está idealmente adaptado a satisfacer los requisitos fuertemente marcados sobre el consumo de energía para los edificios. De la mano del control inteligente KNX, el consumo de energía de un edificio puede ser reducido a la mitad.

El control inteligente de edificios reduce en gran medida el consumo de energía y los gastos de explotación asociados: ésta es la conclusión alcanzada por el Institute for Building and Energy Systems en Biberach University of Applied Sciences (Alemania) siguiendo la investigación extensa en los ahorros de la energía potenciales que se pueden alcanzar usando sistemas de comunicación modernos en las instalaciones tales como KNX.

Resume sus resultados como sigue:

“Particularmente las funciones de automatización que presentan un alto nivel de ahorro de energía potencial combinado con usos individuales sólo pueden ser logrados hoy con el uso de sistemas de control de edificios basado en sistemas modernos de control de edificio”

       

Otro proyecto de investigación, llevado a cabo en la Bremen Univesity of Applied Sciences, muestra el grado hasta el cual los ahorros de la energía pueden ser alcanzados. El nuevo Centro para Informática y Tecnologías de la Información (ZIMT), con un consumo de energía específico de 60-75 kWh/m2, ha sido dotado con el sistema KNX para la regulación de la calefacción y la iluminación. Con los datos recogidos, se han evaluado y realizado comparaciones entre el modo “normal” y el modo “automatización”. Dos salas de clase idénticas fueron seleccionadas como habitaciones para las pruebas: una contenía una instalación convencional y la segunda estaba equipada con control KNX.

Las muestras basadas durante 4 años de medición, indicaron un impresionante ahorro del consumo de energía del 50% gracias al uso KNX. Dejando, de esta forma, claro que el capital empleado en dicho sistema de automatización de edificio se amortiza rápidamente. La University of Bremen of Applied Sciences calculó que, con un consumo de energía anual de 230.000 KWh para la iluminación solamente, la inversión en el bus de control KNX se amortizaría después de apenas un año. En última instancia, cabe destacar que no sólo los dueños, operadores e inversores son los que se benefician del consumo de energía reducido, sino que el clima también lo haría.

En resumen, KNX hace posible los siguientes ahorros de la energía:

Hasta el 40% con el control de persianas de KNX

Hasta el 50% con el control global de KNX

Hasta el 60% con control de la iluminación de KNX

Hasta el 60% con control de ventilación de KNX